Albóndigas de calabacín

0,00 €
Please select variants first

Albóndigas de calabacín

Ingredientes 


120 grs de cebolla 
600gr de calabacín 

100 grs de pan rallado
40 grs de zanahoria

 20 grs de queso rallado

 15 grs de aceite de oliva virgen extra 

3 dientes de ajo 

1 huevo

 1 cdta de orégano

 ½ cdta de sal
 1 punto de pimientao al gusto
½ cdta de comino

Para la salsa de tomate

 170 grs de cebolla

 50 grs de zanahoria 

20 grs de aceite de oliva virgen extra 

20 grs de vino blanco

 400 grs de tomates
1 cdta de azúcar 

½ cdta de sal 

1 cdta de orégano

Preparación:

Lavar y cortar las puntas del los calabacines y retirar con un pelador de patatas parte de la piel, dejándolo a rallas.

Cortar en trozos grandes y colocarlos en el vaso.
Programar 5 segundos a velocidad 5 para dejarlo perfectamente troceado.

Escurrimos el exceso de agua, yo utilizo un colador de pasta.
Puedes usar una gasa, o un paño de cocina si quieres, a mi me gusta ser mas práctica y no ensuciar tanto, con el colador de pasta y algo de presión con una cuchara de madera sale el exceso de agua.

Mientras se escurre el calabacín, pelamos los dientes de ajo y cortamos la cebolla en trozos grandes.
Los ponemos en el vaso y programamos 4 segundos a velocidad 5.
Bajamos los restos de las paredes del vaso. Añadimos el aceite de oliva programamos 10 minutos a temperatura varoma en velocidad 1, giro inverso.

Una vez cumplido este tiempo, añadimos el calabacín escurrido al vaso.
Rallamos media zanahoria (unos 40 o 50 gramos) dentro del vaso y programamos 10 minutos a 100ºC durante 10 minutos a velocidad 1, giro inverso.

Colamos el calabacín nuevamente para retirar el agua que ha drenado durante la cocción.

Esperamos a que se enfría un poco ya que en el siguiente paso añadiremos el huevo y si está caliente se cocina.

Una vez ha bajado la temperatura, añadimos el pan rallado, la sal, la pimienta, el orégano, el comino, el huevo y el queso rallado. programar 5 segundos a velocidad 3 y 1/2 en giro inverso. Bajar los restos de las paredes del vaso con ayuda de una lengua de gato o la espátula y repetir la mezcla por 5 segundos más a velocidad 3 y 1/2 con giro inverso.

Precalentar el horno a 200 ºC con calor arriba y abajo.
Colocar un trozo de papel de hornear en una bandeja de horno y con ayuda de una cucharilla, coger porciones de la masa de las albóndigas y darle forma, colocándolas sobre el mismo con algo de separación. 

Hornear durante 30 minutos dando vueltas de vez en cuando para que se doren por todos los lados y que mantengan su forma.


Salsa de tomate

 Pelar y cortar la cebolla en trozos grandes y al vaso. Rallar la zanahoria también lavada previamente y programar 5 segundos a velocidad 5.

Bajar los trocitos de las paredes con ayuda de la espátula y añadir el aceite de oliva.
Programar 10 minutos a temperatura varoma en velocidad 1. Reservar en un bol.

Cortar los tomates a la mitad y añadirlos al vaso. Programar 5 segundos a velocidad 5 para truiturarlos.

Agregar la cebolla con las zanahorias ya pochadas, el vino blanco, la sal, la pimimienta, el azúcar y el orégano. Programar 20 minutos a 100ºC a velocidad 1. En lugar del cubilete colocar el cestillo para que evapore.

Servir la salsa en los platos y sobre esta colocar las albóndigas, decorar con algo verde como una ramita de perejil o romero.