Chía

0,00 €
Please select variants first

Después de leer tanto sobre ella, y ver como en un montón de lugares, los profesionales de la salud la avalan como una pieza codiciada en la alimentación, decidí yo misma probarla.

Descubrí al incluirla en mi propia dieta, como me aporto las vitaminas y minerales tan prometidos por nutricionistas.
Al tiempo que fue una de mis compañeras en mi esfuerzo por recuperar mi peso ideal.

La chía es usada por profesionales del deporte por sus aportes y por supuesto por su sabor.

Me sorprendió enormemente que es muy antigua, y que los primeros habitantes americanos le dieron ese nombre que es sinónimo de fortaleza. Es decir, es una moda de la actualidad, con cientos de años de vigencia.

Sus beneficios van desde lo vitamínico hasta lo dietético, y es mi deseo enumerarte cada uno de esos aportes, al tiempo que comparto su incidencia en mi propia vivencia.

La chía es antioxidante

Cuando descubro un alimento antioxidante, de inmediato trato de incluirlo en mi alimentación.

Y es que librearse de toxinas y radicales libres que terminan generando todo tipo de enfermedades degenerativas, debería ser una prioridad.

Por si no fuera poco nos ayuda a proteger la flora intestinal y dentro de ese proceso de depurar nuestro organismo nos ayudará a sentir nuestro cuerpo óptimo.

Alto contenido de Omega 3

Estoy segura que has dicho alguna vez, o al menos escuchado, que el pescado tiene Omega 3, que, de hecho, es una de las carnes más sanas que hay, y que se recomienda comer regularmente.
Pues te cuento que la chía tiene un alto contenido de este compuesto.
Y lo mejor, sin preocuparte por la frescura a la hora de comprar el supermercado y muchos menos por los precios.

De hecho, ese Omega 3 que contiene, es el ácido graso que se encarga de regular y proteger el sistema nervioso central.

Así mismo, ayuda en la regeneración celular y colabora con le desarrollo cognitivo de nuestro cerebro.

Y por si fuera poco fortalecen nuestro sistema inmunológico.

Eso significa que en el momento en que nuestro cuerpo se enfrenta a cambios ambientales y, por lo tanto, potencias gripes y virus, nuestro cuerpo está mejor preparado.

Fortalece tus músculos

Las semillas de chía, dentro de sus propiedades, tiene un alto contenido de proteína.

Lo cual es uno de los componentes necesarios para no solo incrementar la masa muscular corporal, sino también a mejorar la capacidad de la regeneración de los tejidos musculares.

Razón por la cual, el proceso de recuperación tras los ejercicios y el ver resultados después de entrenar son más evidentes en menor tiempo.

Esto es una buena noticia, ya que por economía, no todos podemos comer carnes rojas todos los días.

Como por practicidad (puedes llevar una bolsita de chía a todos lados, no así la carne), la chía es un excelente complemento.

Ayuda a tener articulaciones sanas

Atención a todos aquellos que sufrimos de articulaciones, sea por degeneración progresiva o por lesiones deportivas, la chía es tu mejor amiga. Y es que esta semilla posee propiedades antinflamatorias que ayudan a reducir tanto los síntomas visibles de la hinchazón, como el dolor.

Las semillas de chía dan sensación de saciedad

Esta fue la principal razón de querer probarla. Gracias a la cuarentena debido al Covid-19, mi posibilidad de hacer ejercicios se disminuyó drásticamente.
Comencé a pasar más tiempo en casa y adivinen que, mi nevera y mi cuerpo lo notaron.

No solo es el hecho de que, como más cantidad, sino también más seguido.
Ahora bien, la Chía tiene un alto contenido de fibra, por ello, da sensación de saciedad y ayuda a no estar picoteando entre cada comida.

De hecho, consumirla en la mañana para aprovechar la inyección de energía que le brindará a nuestro organismo.

O en las meriendas para evitar comer cosas inadecuadas de forma regular, son solo una de las muchas posibilidades que esta semilla nos ofrece.

Ayudan con la hidratación del cuerpo

Son una fuente de líquido excepcional.

Es decir ellas tienen una capacidad de absorción muy alta, por lo que al dejarlas reposar en agua llegan a absorber un 1000% de su propio peso. Por lo tanto, al consumirlas te aseguras la reposición de líquidos que haz perdido durante una rutina de ejercicios al tiempo que absorbes todos los nutrientes que la semilla te puede dar.

La chía aporta altas cantidades de energía.

Ahora bien, está atento a este dato, la azúcar tan eludida por quienes desean tener cuerpos saludables, no deja de ser necesaria.

Es el combustible de nuestro organismo.

Se transforma en grasa, que al final se convertirá en energía para las actividades.

La chía es alta en potasio y también posee azúcar en su composición, pero está, para nuestro organismo es de absorción lenta.

Esto te da la oportunidad, de si tienes una vida activa, quemarla más rápido de lo que la absorbes